MINISTRO FERREIRA: EL SERVICIO MILITAR PUEDE AYUDAR A REFORMAR LA CONDUCTA DE LOS JÓVENES INVOLUCRADOS EN PANDILLAS

Los jóvenes involucrados en pandillas peligrosas y hechos delictivos, debían ser incorporados a la instrucción del Servicio Militar como una medida de reforma de conducta, en lugar de ser recluidos en centros penitenciarios, manifestó a criterio personal, el Ministro de Defensa Reymi Ferreira, en entrevista con el Programa “Nunca es Tarde” de Radio Compañera.
“Yo le puedo dar mi opinión personal….., creo que se puede, y todo joven que esté o no en pandilla debe cumplir el Servicio Militar, es decir se debe hacer. En el pasado se hacia el reclutamiento forzoso, eso tuvo muchas observaciones por parte de los organismos de los Derechos Humanos, se lo hallaba como una acción que violentaba derechos constitucionales, aunque la Constitución es clara, establece que el Servicio Militar es Obligatorio, y cuando es obligatorio se puede obligar a cumplir este servicio”, manifestó.
La autoridad hizo esas declaraciones en referencia al planteamiento que hizo el Ministerio de Gobierno respecto a un proyecto de Ley que admita a los jóvenes vinculados a pandillas, ingresar al cuartel para reformar su conducta.

Sobre esta posibilidad, dijo que uno de los inconvenientes es la peligrosidad de algunos jóvenes que se encuentran en actividad de pandillas, que pueda al interior de las Fuerzas Armadas transmitir ese tipo de malos hábitos a gente que realiza su Servicio Militar y cumple su deber cívico.
Ferreira consideró que las Fuerzas Armadas pueden ayudar a un proceso de reforma y establecer límites como el hecho de que estas personas observadas no vayan a formar parte de una misma escuadra, sección o compañía junto a los conscriptos.
La reforma de conducta en el cuartel no implica torturas y golpes como era en el pasado, sino algunos castigos que pueden darse en el marco del respeto a los derechos humanos, manifestó el Ministro a tiempo de recalcar que es posible al interior de la entidad castrense, mejorar la conducta de los jóvenes implicados en hechos delictivos.
Respecto al límite de edad para ser ingresados al Servicio Militar de las personas con problemas de asociación en pandillas, la autoridad indicó que ese aspecto también significa un límite, a raíz de una sentencia del Tribunal Constitucional ante el hecho de que menores de 18 años no pueden prestar el servicio militar y resulta que en muchos casos, jóvenes implicados en delincuencia son menores de edad.