Presidente da luz verde a las obras de ampliación de la carretera San Ignacio de Moxos – Monte Grande

29 mayo 2016, Beni, San Ignacio de Moxos.- El presidente Evo Morales inicia obras de mantenimiento de la carretera San Ignacio de Moxos – Monte Grande, en la comunidad en la comunidad El Retiro. (Fotos: Freddy Zarco)

San Ignacio de Moxos, 29 de mayo (MC).- El presidente Evo Morales dio luz verde a ampliación y mejoramiento de la plataforma y terraplén de la carretera San Ignacio de Moxos - Monte Grande (Beni), de 76 kilómetros, que tiene una inversión de $us 20 millones financiados por la Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas Fronterizas (ADEMAF).

El proyecto se ejecutará en siete meses, está localizado en la provincia Moxos del departamento de Beni y es el único acceso para los pobladores de San Lorenzo, San Francisco de Moxos y las 21 comunidades indígenas del Territorio Indígena Mojeño (TIM), aledañas a la carretera.

El Jefe de Estado, durante el inicio de las obras, afirmó que el Gobierno trabaja con esmero para integrar con carreteras al país, por lo que se construirá caminos para vincular Trinidad con San Javier, San Pedro, San Joaquín, Puerto Siles y Guayamerín. También se prevé la construcción de otras carreteras para integra el norte del país.

Criticó a quienes se opusieron la construcción de la carretera San Ignacio de Moxos - Villa Tunari, que vincula Beni con Cochabamba, pero el pedido sigue intacto por parte de las organizaciones sociales e instituciones de ambos departamentos, especialmente ganaderos y agricultores que ven una oportunidad para comerciar sus productos en las ciudades.

Participaron del acto el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; Gobernador del Beni, Alex Ferrier; director ejecutivo de la Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas Fronterizas, Edwin Lafuente; concejales de San Ignacio de Moxos, asambleístas del departamento, dirigentes de organizaciones sociales como Central de Pueblos Indígenas del Beni que aglutina a los pueblos que viven ese territorio, Federación de Trabajadores Campesinos del Beni e instituciones como la Federación de Ganaderos del Beni y otros.

Los datos técnicos señalan que entre San Ignacio de Moxos y Monte Grande se construirá una plataforma de 9.2 metros de ancho, un terraplén de 1 metro de altura, un subrasante con mezcla de suelos (60% arena de ríos y 40% del suelo local) y una subbase granular.

Se harán obras complementarias como 2 puentes de hormigón, uno en el Itecore (30,60 metros) y el otro en el Sénero (40,60 metros), movimiento de tierras, desbosque, destronque, excavación en fango, terraplén, relleno compactado y geomallas para fundación en terrenos blandos y se harán alcantarillas con tubos de hormigón, rellenos para cimentación y compactado, excavación no clasificada y por encauces y armaduras de refuerzo para obras de drenaje menor.

La falta de una adecuada carretera impide a los habitantes y transportistas desarrollar sus actividades en época de lluvia por el desborde de los ríos Tijamuchi, Ichiniwua y Sénero donde las 21 comunidades indígenas que habitan el Territorio Indígena Mojeño se encuentran aisladas, por lo que se hace necesaria una carretera para el ingreso de servicios de salud, educación y dinamizar la actividad ganadera, piscícola y producción de la artesanía indígena.

La mejora en la carretera mejorará las condiciones de tránsito vehicular y favorecerá a los pobladores que tienen una vocación altamente productiva.

En tanto, el gobernador del Beni, Álex Ferrier, informó que 35 comunidades que viven en las inmediaciones de la carretera se beneficiarán y se prevé que la misma llegue hasta Santo Domingo y así vincular con el departamento de Cochabamba.