Dos nuevos parques eólicos aportarán 45 megavatios al Sistema Interconectado Nacional

parque eolico

Prensa Diputados, 16/08/2017.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este miércoles el contrato suscrito entre el gobierno de Bolivia y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) para financiar 66 millones de euros para la construcción de dos parques eólicos que aportarán 45 megavatios al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Son dos parques eólicos que se van a construir con este financiamiento, (…) son Warnes y la Ventolera, en Tarija. La Ventolera tiene una potencia máxima de tres megavatios por cada máquina y la potencia nominal de todo el parque es 24 megavatios, y en Warnes la potencia máxima va a ser de 21 megavatios”, precisó el presidente de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, diputado Javier Zavaleta.

Los 66 millones de euros que prestará la AFD al Estado están destinados al financiamiento parcial del Programa de Apoyo a la Inversión en Energías Renovables en Bolivia, ya que el costo total del mencionado programa asciende a 97,3 millones de euros, por lo que la Empresa Nacional De Electricidad (ENDE) pondrá como contraparte los restantes 31,3 millones de euros.

El Parque Eólico Ventolera estará ubicado en el municipio Uriondo de la provincia José María Avilés (Tarija) y demandará una inversión de 48,3 millones de dólares (poco más de 43 millones de euros).

El parque eólico Warnes II estará ubicado dentro del Parque Industrial Latinoamericano, al norte de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (Santa Cruz), y demandará una inversión de 47,06 millones de dólares (poco más de 41,97 millones de euros).

El diputado Zavaleta recordó que antes del gobierno de Evo Morales, los proyectos de energía renovable eran casi nulos, porque no aportaban nada a la producción del país, pero que ahora se apunta a que con la energía eólica, geotérmica, termoeléctrica, solar e hidroeléctrica se pueda consolidar a Bolivia como exportador de electricidad.

“Todos los proyectos que se están desarrollando ahora apuntan a consolidar una infraestructura gigantesca de producción de energía eléctrica, estas infraestructuras que son termoeléctricas, hidroeléctricas y estas novedosas formas de producción eléctrica que son las eólicas; hay también las geotérmicas y las solares; son parte de esta política, y están haciendo paulatinamente de Bolivia no solamente un país que ya ha cubierto su demanda de energía interna, sino que está a pocos meses de comenzar a generar excedente para exportación”, subrayó.

Zavaleta insistió en que estos proyectos ya no están orientados a atender la demanda de un municipio o comunidad, como lo era en el pasado, sino que están dirigidos a cumplir con la Agenda Patriótica 2025, para que Bolivia deje de ser un país exportador de materia prima y de gas, y que cambie su matriz de desarrollo a la exportación de energía eléctrica.