Diputado Ramos: Carlos Mesa no siguió los procedimientos para revocar la concesión a la empresa Quiborax

DIPUTADO RAMOS

Prensa Diputados, 25/05/2018.- El jefe de la bancada nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), diputado David Ramos, afirmó este viernes que en 2004, cuando Carlos Mesa era presidente del país, no siguió los procedimientos para revocar la concesión a la empresa Quiborax, razón por la que ésta acudió a instancias internacionales para exigir una indemnización, y en la que Bolivia perdió y por la que tendrá que pagar 48,6 millones de dólares.

Explicó que el ex presidente Carlos Mesa revocó las concesiones que la empresa Quiborax tenía para explotar ulexita en el Salar de Uyuni, pero que no cumplió con el Artículo 3 de la Ley 2564 que establecía que debería realizarse auditorías técnicas, jurídicas legales, económicas financieras, regalitarias – tributarias, de legislación sociolaborales y de preservación ecológica y medioambiental, para revertir las concesiones.

En pasadas semanas, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), un organismo del Banco Mundial (BM) para resolver este tipo de conflictos, determinó que Bolivia debería pagarle 48,6 millones de dólares a la empresa Quiborax por no haber cumplido con el Articulo 3 de la Ley 2564.

“A causa de este incumplimiento de la Ley 2564 hoy se establece este fallo en el laudo arbitral, y este fallo por supuesto tiene causas de delitos para autoridades que en aquel entonces fungían, uno es incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, y segundo, resoluciones contrarias a la ley y a la Constitución Política del Estado”, enfatizó Ramos.

En ese marco, sostuvo que ahora las autoridades encargadas de defender los intereses del Estado seguramente deberán iniciar procesos contra los presuntos responsables del daño económico que se le causó al país por el pago de este laudo arbitral que perdimos.

“No es cierto que como han dicho los opositores que esto sería atribuible a este gobierno, no es cierto, esto es del 2004, producto de la Ley 2564, revocado esto a las concesiones de Quiborax, por tanto esto se tiene que asumir en la magnitud de las responsabilidades a quienes en su momento no cumplieron a cabalidad la Ley 2564 en su artículo tercero”, insistió.