Jueza de Oruro sentencia a tres años de cárcel a persona por uso de factura falsa

Oruro, 15 de agosto de 2018.- La juez de Instrucción Penal Nº 5 del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, Elsa Cabrera Mamani, sentenció a tres años de privación de libertad contra Carlos Romel Montaño por el delito de uso de instrumento falsificado, en este caso, una factura falsa, delito tipificado y sancionado en el Artículo 203 del Código Penal y en el Artículo 177 quater del Código Tributario Boliviano.

La autoridad judicial emitió la sentencia el 7 de agosto de este año. La pena carcelaria debe cumplirse en el Centro Penitenciario San Pedro de la ciudad de Oruro.

El presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón Morales, pidió a la población que denuncie los delitos de carácter tributario, y reiteró que la Administración Tributaria vela por el correcto cumplimiento de la norma tributaria vigente.

El caso se remonta al 3 de mayo de 2018, cuando Fabiola P.S. (procedente de Santa Cruz) presentó una denuncia en la Gerencia Distrital Oruro del SIN por la emisión de factura falsa en un establecimiento comercial de esa ciudad.

De acuerdo con la denuncia, el 2 de mayo de este año Fabiola P.S. compró tres televisores de “Comercial Zengon”; donde el empleado, Carlos Romel Montaño, le extendió una factura por Bs 6.100, pero que no pertenecía a “Comercial Zengon”.

Cuando Fabiola P.S. retornaba a Santa Cruz fue interceptada, en la tranca de Suticollo (Cochabamba), por miembros de la Aduana Nacional, quienes le solicitaron la factura por la compra de los tres televisores.

Tras verificar que la factura no fue legalmente dosificada (procedimiento mediante el cual el contribuyente solicita al SIN facturas para su posterior activación, generación y emisión), los miembros de la Aduana Nacional decomisaron los televisores.

Debido a esa acción aduanera, Fabiola P.S. retornó a la ciudad de Oruro para sentar denuncia en el SIN.

Inmediatamente, servidores públicos de Impuestos, de las áreas de Fiscalización y Jurídica, se presentaron en “Comercial Zengon”, para investigar la denuncia.

Montaño se identificó como dependiente de la dueña del establecimiento comercial y aceptó que la factura emitida a Fabiola P.S. era falsa y no correspondía a “Comercial Zengon”.