La producción del etanol boliviano impulsará la industria y mejorará la calidad de los combustibles

Etanol

Prensa Diputados, 05/09/2018.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que establece el marco normativo que permite la producción, almacenaje, transporte, comercialización y mezcla de aditivos para gasolina y diésel oil con base en etanol producido en Bolivia. Dichos aditivos reemplazarán a los importados; esta medida permitirá la optimización de la calidad y cantidad de estos combustibles.

“La producción de etanol anhidro aglutina a productores de caña de azúcar, este proyecto de ley nació por la sinergia entre la empresa privada y el Estado, con el objetivo de aumentar y efectivizar la producción nacional”, explicó el viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas.

Señaló que en una primera etapa, este proyecto permitirá la producción de etanol anhidro, que es un aditivo que se mezclará con la gasolina optimizando su rendimiento.

“El alcohol anhidro es un aditivo que va a servir para ser mezclado con la gasolina, lo que permitirá reducir la cantidad de importación y ahorrar dinero que luego podrá ser inyectado en la economía boliviana”, precisó.

Salinas agregó que en el caso del diésel oíl, la mejora de ese combustible será a mediano plazo, sin embargo, los beneficios para la población se mostrarán en la mejora de la calidad y en el octanaje (capacidad del combustible de soportar mayor presión sin llegar al punto de generar una explosión) de ambos combustibles.

Destacó que entre los beneficios para los distintos sectores de la población está “la mejora en la producción agrícola, porque se producirá más azúcar, alcohol y etanol anhidro, con la misma cantidad de cañaverales”. El crecimiento es de un 38% en la producción de los cañeros.

En ese marco, la autoridad gubernamental subrayó que en la primera etapa la producción de esta nueva gasolina con aditivos vegetales permitirá el ahorro de 143 millones de bolivianos y que con este proyecto de ley se garantiza la soberanía alimentaria y energética.

Asimismo, destacó que otro de los beneficios de la producción de estos aditivos vegetales para mezclarlos con la gasolina y el diésel oíl es que son más amistosos con la naturaleza, pues al ser de origen vegetal producen menos dióxido de carbono, gas que contamina el medio ambiente.  Además el incremento en la producción de caña servirá también para absorber dicho gas y para  generar oxígeno puro.

Por otro lado, Salinas señaló que se invertirán aproximadamente 1.600 millones de dólares, lo que generará un incremento en el Producto Interno Bruto (PIB) del país de casi 1% en el primer año y en los siguientes años de un 0,4%.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Economía Plural, Producción e Industria, diputado Franklin Flores, resaltó que con la producción de aditivos vegetales se producirán al menos 27.000 empleos, 15.000 directos y 12.000 indirectos.