Bolivianos residentes en el extranjero podrán comprar combustible a precio nacional cuando visiten el país en sus automóviles

Bolivianos residentes

Prensa Diputados, 17/10/2018.- Los residentes bolivianos que vivan fuera del país y que tengan vehículos con placas de control extranjeras podrán abastecerse de combustible para sus motorizados a precio subvencionado en los surtidores que se encuentren a 50 kilómetros dentro de la línea fronteriza del país, señala el proyecto de ley que modifica el Artículo 18 de la Ley de Desarrollo y Seguridad Fronteriza, y que fue aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados este miércoles.

En el parágrafo III del mencionado artículo se incluye el texto que señala: “El suministro de gasolinas, diésel y Gas Natural Vehicular – GNV a vehículos de uso particular con plaza de circulación extranjera de propiedad de residentes  bolivianos en el exterior, se realizará al precio de comercialización del mercado interno, siempre y cuando se trate de estaciones de servicio ubicadas dentro del territorio nacional a partir de los 50 kilómetros de la línea de frontera”.

En ese marco, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño,  explicó que el margen de 50 kilómetros a partir de la línea fronteriza es la principal medida para evitar que exista contrabando de combustible, ya que esa distancia “no hace viable que una movilidad que carga en un tanque normal le convenga volver a la frontera para comercializar el combustible”, dijo.

Agregó que este proyecto de ley está pensado en beneficiar a los bolivianos que retornan al país temporalmente. Pasados los primeros 50 km de la línea fronteriza, podrán abastecerse de combustibles a precio nacional.

El precio de la gasolina especial en el mundo alcanza a 8,68 bolivianos por litro (su equivalente en otras monedas), mientras que en Bolivia es de 3,74 bolivianos por litro. El costo internacional del diésel es de 8,88 bolivianos por litro y en Bolivia es de 3,72; asimismo, el precio internacional del Gas Natural Vehicular es de 2,93 bolivianos por medio cúbico y en el país cuesta a 1,66 bolivianos.

Además se incluye un cuarto parágrafo al Artículo 18 el cual instruye a que la Aduana Nacional y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) implementen los mecanismos de interoperabilidad para viabilizar el suministro de combustible a estos beneficiarios.

En ese marco, la presidenta Montaño, explicó que la Aduana Nacional con el sistema interconectado que tiene con la ANH informará a este ente sobre el ingreso de vehículos de residentes bolivianos con placa extranjera, para que la entidad hidrocarburífera registre en su base de datos y emita una autorización temporal con la que estos motorizados podrán comprar combustible a precio subvencionado.

“Durante todo este tiempo va a tener acceso a combustible a precio nacional, y cuando vuelva a salir del país se desactiva su beneficio. El máximo tiempo del permiso para recibir este beneficio son seis meses”, precisó.

Asimismo, se da un plazo de 30 días calendario a la Aduana Nacional y a la ANH para que mediante normativa interna reglamenten este servicio.