Diputados aseguran que el paro médico defiende intereses particulares y empresariales

Diputados aseguran

Prensa Diputados, 19/12/2018.- Los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS), David Ramos, Lino Cárdenas y Edgar Montaño, afirmaron que el paro de 48 horas convocado por los colegios médicos del país contra la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), defiende intereses personales y empresariales de algunos galenos que se verán afectados con la universalización del acceso a la salud.

“Hoy los médicos no buscan beneficiar a todos los bolivianos, interponen sus intereses personales, corporativos y empresariales, por encima del pueblo. Lamentamos que el Colegio Médico no esté a la altura de este hecho histórico cuando el Estado pretende universalizar la salud, ojalá reflexionen, ya que no son todos los médicos”, dijo David Ramos, jefe de la Bancada Nacional del MAS.

El legislador cuestionó la ausencia del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, cuando se debatía el SUS en una cumbre nacional de salud y en los encuentros desarrollados en los nueve departamentos, y recordó que hasta el momento no existe una propuesta de este sector respecto al seguro mencionado.

“Pregunto a Larrea, ¿dónde estaba usted que no asistió a estos dos acontecimientos históricos?, hoyaparecen con huelgas y paros tratando de oponerse a una medida social que lo único que busca es universalizar la salud”, cuestionó Ramos.

Por su parte, el primer Vicepresidente de la Cámara de Diputados, Lino Cárdenas, dijo que el paro no es justificado porque “vela intereses de gente que se siente afectada, que pretende hacer de la medicina un instrumento de lucro”, mientras que su colega Edgar Montaño lo calificó el paro como una medida política con intereses económicos: “(…) Con la implementación del SUS, los pacientes ya no acudirán a sus clínicas privadas”.

Cárdenas explicó que la implementación del SUS será un proceso que inicie con el primer nivel hospitalario y avanzará progresivamente. “Antes no había centros de salud en comunidades, los funcionarios eran apenas 15.000, hoy son más de 30.000, hemos crecido y estamos en mejores condiciones”.

Finalizó asegurando que el Gobierno invierte 200 millones de dólares para la salud y que la implementación de SUS no es un capricho gubernamental ni una decisión unilateral, ya que la Constitución Política manda al Estado garantizar la salud de las bolivianas y los bolivianos.

Los colegios médicos del país definieron un paro de 48 horas este miércoles y jueves, perjudicando a cientos de miles de pacientes que tendrán que postergar tratamientos, estudios y cirugías.