El SIN rechaza críticas de la CEPB y reitera que cumple la norma tributaria vigente

La Paz, 01 de febrero de 2019.- El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) rechazó, este viernes, los cuestionamientos vertidos en los últimos días por el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) contra el trabajo de la Administración Tributaria y reitera que toda solicitud de información tributaria a los contribuyentes, en general, se ciñe al cumplimiento de la normativa vigente.

Este 1 de febrero un medio local publicó declaraciones del presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, quien, a nombre de esa institución, “rechaza las actitudes hostiles de la Administración Tributaria” y cuestiona la emisión de tres Resoluciones Normativas de Directorio (RND), emitidas por el SIN en diciembre de 2018 y enero de 2019.

El presidente del SIN, Mario Cazón Morales, reiteró que el Artículo 64 de la Ley N° 2492, de 2 de agosto de 2003, Código Tributario Boliviano, otorga a la Administración Tributaria la facultad de dictar normas administrativas de carácter general que permitan la aplicación de la normativa tributaria.

Asimismo, en el Parágrafo II del Artículo 71 de la Ley Nº 2492 establece que el Agente de Información está obligado a proporcionar información a la Administración Tributaria, en la forma y los plazos establecidos por RND.

Mientras que el Artículo 100 de la Ley N° 2492 confiere a la Administración Tributaria amplias facultades de control, verificación, fiscalización e investigación, a través de las cuales podrá exigir al sujeto pasivo o tercero responsable la información necesaria, así como cualquier libro, documento y correspondencia con efectos tributarios.

Estas normas legales se encuentran a disposición del público en general en la página web del SIN (www.impuestos.gob.bo).

Además, el 18 de enero de 2019 la Administración Tributaria informó que el SIN y la Cámara Boliviana de Hotelería llegaron a un acuerdo, después de tres días reuniones, para consensuar la modificación de la RND Nº 101800000034, de fecha 21 de diciembre de 2018.

De acuerdo con ese acuerdo, Impuestos Nacionales emitió el 30 de enero de 2019 la RND Nº 101900000001 (Reglamentación para la preparación y envío de información por contribuyentes que realizan la actividad de servicio de hotelería).

Por otra parte, el SIN aclaró, el 28 de enero pasado, que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) envían información tributaria al SIN desde el año 2005. Por lo que la RND Nº 101800000039 facilita el envió de esa información a través de medios tecnológicos, permitiendo a los contribuyentes del sector el ahorro de tiempo, trabajo y costos.

Con relación a la RND Nº 1018000000036 (Reglamentación para la preparación y envío de información por contribuyentes que realizan la actividad de construcción de bienes inmuebles) el SIN requirió información del costo en que incurren en la construcción; con la finalidad de que la Administración Tributaria fiscalice y controle sobre base cierta, que es lo que justamente reclaman los empresarios de la construcción.

Con estos argumentos, el Presidente del SIN reiteró su extrañeza por las declaraciones del representante de la CEPB, porque el sector empresarial se mostró en reiteradas oportunidades dispuesto a aportar al desarrollo del país con el pago de sus impuestos.

“Entendemos —dijo Cazón— que quienes no quieren dar información tributaria a Impuestos Nacionales, son aquellas personas que tratan de ocultar información para no pagar impuestos en la proporción que les corresponde. Creemos, también, que esa no es la actitud del empresariado boliviano”.

Recordó que en el marco de la transparencia de la información, los servidores públicos hacen una Declaración Jurada de Bienes y Rentas en la Contraloría General del Estado, cuando asumen funciones y cuando dejan el cargo. Esa información es pública y se puede consultar en la página web de la Contraloría.

Consideramos que esa transparencia también debe darse con la información tributaria de las empresas y negocios, para el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, de acuerdo con la norma vigente.

Todas las Administraciones Tributarias del mundo solicitan información con fines tributarios a sus contribuyentes; quienes entregan esos datos en el marco de la transparencia tributaria, sin ningún reparo; pero como en nuestro país se cuestiona, nos preguntamos si esas objeciones no pretenden ocultar información que deben dar a la Administración Tributaria, dijo Cazón.