Diputados aprueban Proyecto de Ley

Garantizan la implementación y sostenibilidad del Sistema Único de Salud

Diputados aprueban ley

Prensa Diputados, 12/02/2019.- En la sesión de la Cámara de Diputados en que se aprobó el Proyecto de Ley que Modifica la Ley 475 de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia, con el que se da paso a la creación del Sistema Único de Salud Universal y Gratuito (SUS), la ministra de Salud, Gabriela Montaño, garantizó la implementación y la sostenibilidad de este seguro en el tiempo.

“¿El año 2006 teníamos condiciones como país para poder hablar de un plan de hospitales como el que estamos hablando hoy? No ¿por qué? Porque Bolivia no había recuperado hasta ese momento sus recursos naturales, no tenía plata para pagar a sus médicos (…), hoy sí podemos encarar esto porque nacionalizamos nuestros recursos, habiéndonos convertido en un país creíble para tener créditos internacionales, y para tener nuestros propios recursos del TGN (Tesoro General de la Nación) para invertir en hospitales, hoy sí podemos hacerlo”, afirmó.

En ese marco, Montaño recordó que hasta el año 2005 se tenía sólo 17.175 ítems para salud pero que en estos 13 años de gobierno de Evo Morales se crearon 18.550 nuevos ítems y que con la implementación del SUS se crearán 8.000 nuevos ítems.

Asimismo, rememoró que hasta el año 2005 se construyeron 2.870 establecimientos de salud, durante el gobierno del MAS se creó 1.061 nuevos centros de salud, y se invertirá en la construcción de 49 nuevos hospitales, cuatro de cuarto nivel, 12 de tercer nivel y 33 de segundo nivel, los mismos que estarán distribuidos en los nueve departamentos del país.

Indicó que la construcción de hospitales de segundo nivel es imprescindible para que el SUS funcione, ya que por la falta de estos centros es que colapsan los nosocomios de tercer nivel.

En ese contexto, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, sostuvo que cuando no existen los hospitales de primer o segundo nivel, los pacientes acuden directamente a los nosocomios de tercer nivel, por enfermedades que pueden ser resueltas en el primer o segundo nivel, lo que provoca el colapso en la atención.

La Ministra de Salud señaló que los recursos humanos más la infraestructura y la inversión que se hará para medicamentos, insumos médicos y equipamiento, son los pilares fundamentales para sostener el SUS. Señaló que la inversión que se hace para implementar el SUS supera los 2.000 millones de dólares.

Añadió que este seguro es la ampliación de lo que se hizo con la Ley 475, que hasta el momento sólo cubre al 10,8% de la población, que son niños menores de cinco años, adultos mayores de 60, mujeres en etapa de gestación y personas con discapacidad, pero que con las modificaciones aprobadas, se prevé beneficiar al 51% de la población entre cinco y 59 años que no cuenta con ningún tipo de seguro de salud.

Montaño explicó que uno de los cuestionamientos que tiene el Colegio Médico de Bolivia es que el grupo al que se beneficiará es muy grande, lo cual colapsará los centros de salud, sin embargo, señaló que según estudios, los sectores humanos más vulnerable son los menores de cinco años y los mayores de 60.

“A los 45 o 50 años una persona puede pasar años sin acudir al médico, pero más allá de los 60 años la curva de la vida vuelve a subir por el desgaste de las personas, lo cual quiere decir que nosotros en nuestro sistema de salud ya estamos atendiendo a esos dos sectores que son los más caros en atención en salud”, arguyó.

Precisó que el SUS iniciará con 1.200 prestaciones y que el número se incrementará progresivamente hasta llegar a la cobertura total.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, destacó que con las modificaciones planteadas, la población tendrá acceso a atención médica gratuita y a los medicamentos que le receten los profesionales en salud.

Acotó que este seguro también cubrirá a los extranjeros en las mismas condiciones que son atendidos los bolivianos en los países con los que nuestro Estado tiene convenio, y que también se beneficiarán con este seguro los foráneos cuyos países no tengan convenio de reciprocidad con Bolivia, en caso de que se trate de mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores de 60 y personas con discapacidad.

A su vez, los diputados de Unidad Demócrata (UD), Norman Lazarte, Marcela Vásquez y María Calcina, señalaron que si bien el SUS al principio no atenderá con todas las prestaciones de primer, segundo, tercer y cuarto nivel, este proyecto de ley permitirá que toda la población cuente con un seguro universal que progresivamente llegará a atender enfermedades graves.

Los tres legisladores de oposición coincidieron en que lo importante es la atención médica gratuita y no así las diferencias ideológicas que existan con el oficialismo, razón por la que apoyan esta medida.